Artículos

Waldo Ojeda Bustamante

La agricultura será muy afectada por el cambio climático, ya que es una actividad productiva de alta sensibilidad ambiental. Un aumento en la temperatura incrementará la tasa de desarrollo de los cultivos y su demanda hídrica. Aunque cada especie responde fisiológica y diferencialmente de manera distinta a los cambios ambientales, existe un rango óptimo por especie y etapa de planta, para las variables ambientales como: temperatura, humedad relativa, radiación solar y bióxido de carbono. Estos rangos están relacionados con las tasas de actividad a la que se realizan los procesos de la planta como transpiración, fotosíntesis, respiración y fotoperiodo.

   Un incremento en la temperatura también puede propiciar un aumento en el déficit de presión de vapor que induce una reducción en la transpiración e impide el intercambio gaseoso por el cierre de estomas. El impacto del cambio climático en la producción agrícola está relacionado con los cambios esperados en dichas variables climáticas en el espacio y en el tiempo.

   En zonas áridas y semiáridas, durante los periodos calientes, las plantas sufrirán un mayor estrés térmico, por el incremento esperado en las temperaturas con una correspondiente disminución en sus rendimientos. El calentamiento global será también detrimental para aquellas especies que requieran acumulación de horas frío para activar la etapa de floración, llamada vernalización.

   Para altas altitudes y/o latitudes, la agricultura será beneficiada con ambientes más propicios para los cultivos que se traducirán en mayor producción, incremento en la superficie cultivada y en una ampliación del periodo potencial de desarrollo de los cultivos.

   El balance de la concentración del bióxido de carbono (CO2) presente en la atmósfera depende de los procesos que lo generan y lo consumen. La concentración actual promedio del CO2 en la atmósfera es de 365 partes por millón por volumen. El bióxido de carbono presente en la atmósfera tiene efectos benéficos directos para los cultivos.

   El intervalo óptimo de la concentración de CO2 para las hortalizas se ha establecido del orden de 700-1000 partes por millón por volumen, por lo que los cultivos responden a la fertilización con CO2, también llamada fertilización carbónica.

Instituto Mexicano de Tecnología del Agua.

En el noroeste de México se han reportado evidencias que se encuentra en un proceso de transición hacia un clima más árido, debido a una reducción en la precipitación y a un incremento en la evaporación. Adicionalmente, se pronostica un incremento en la frecuencia e intensidad de eventos extremos como sequías, ciclones y lluvias torrenciales. Ante este panorama, el impacto del cambio climático en la agricultura de riego puede ser catastrófico, ya que muchas zonas agrícolas del país recurrentemente se encuentran bajo condiciones hídricas críticas.

   Algunos de los efectos directos del cambio climático en la agricultura de riego de México serán los cambios en el desarrollo y productividad de los cultivos. Altas temperaturas por arriba del rango óptimo generarán mayor estrés térmico a los cultivos, que se traducirá en un mayor déficit de presión de vapor, un acortamiento del ciclo de los cultivos y sin duda en cambios en la demanda hídrica de los cultivos, así como en la calendarización de los insumos y de las practicas de manejo de los cultivo.

Escenarios climáticos

Para conocer el impacto del cambio climático en la agricultura es necesario primeramente contar con los escenarios esperados a mediano y largo plazo de los cambios en los patrones climáticos de importancia para el desarrollo y productividad de los cultivos.

   Las principales modificaciones ambientales reportadas por efecto del cambio climático son las cuatro siguientes:

1. Cambios en los regimenes de temperatura y precipitación.

2. Incremento en la concentración de bióxido de carbono.

3. Cambio en la disponibilidad de agua (o escurrimiento).

4. Cambio en la variabilidad climática con un incremento en la frecuencia de los eventos extremos.

   Los resultados de varios modelos de circulación general indican un cambio en la temperatura de 2 a 4 oC para fines del siglo XXI en México, dependiendo de la región y escenario. Se estima también un decremento en la precipitación para la mayor parte del país, en algunas regiones de hasta 25%.

Fundación Produce Sinaloa, A.C. apoyará la cadena ovinos, con el proyecto ?Alimentación de ovinos con praderas y ensilajes de maíz y sorgo y su efecto en la ganancia de peso en el sur de Sinaloa?; se determinará técnica y económicamente la utilización de praderas perennes de temporal, ensilaje de sorgo y ensilaje de maíz en un sistema de producción de ovinos de pelo, en sus diferentes etapas de desarrollo, para identificar una alternativa de alimentación viable para el productor de ovinos.

La cadena chiles se atiende a través del proyecto ?Transferencia de tecnología a productores hortícolas en el manejo integral del cultivo de chile en el sur de Sinaloa? con el que se demostrarán a través de capacitaciones a los productores hortícolas de la región, las ventajas ambientales y económicas del manejo integral del cultivo de chile.

Con el proyecto de ?Validar nuevos cultivares de piña en asociación con micorrizas con potencial para Sinaloa? se estudiarán diferentes variedades de piña para determinar el material con mejor adaptabilidad a las condiciones agroclimáticas de Sinaloa.

   Con la ?Validación de genotipos de papaya en asociación con micorrizas en Sinaloa? se establecerá una plantación de papayo Maradol-Exportación y Mulato en asociación con micorrizas en Sinaloa y determinar el rendimiento y rentabilidad de la plantación de papayo.

   El proyecto ?Elaboración de productos de nopal-verdura nutritivos, obtenidos de plantas cultivadas en el sur de Sinaloa? aportará dos productos deshidratados de nopal con propiedades nutritivas para el consumidor y un manual de elaboración de los productos deshidratados de nopal, con lo que se busca dar alternativas de comercialización para los productores de este cultivo.

La cadena agroalimentaria de mango es atendida mediante el proyecto ?Procesos industriales para la obtención de productos y derivados de mango con potencial de mercado del estado de Sinaloa?, a través del cual se identificarán y definirán los procesos industriales más adecuados para la cadena, así como los productos y subproductos de mango.

   Con el proyecto ?Desarrollo del paquete tecnológico para el manejo orgánico de mango en el sur de Sinaloa? se validará este paquete y se reconvertirá una huerta tradicional a una huerta orgánica de mango.

   Por otro lado, con el proyecto ?Validar la alta densidad poblacional en huertas de mango del sur de Sinaloa? se pretende validar técnicamente un huerto de mango de alta densidad poblacional, así como evaluar el rendimiento y la rentabilidad de la huerta de mango de alta densidad.

La cadena forrajes se atiende a través del proyecto ?Validación de los pastos Pretoria 90 y Tanzania en condiciones de temporal en el sur de Sinaloa? con el que se determinará el rendimiento y la calidad de forraje, así como la rentabilidad de los pastos validados; de la misma manera, se conocerán las fluctuaciones de producción de forraje a lo largo del año de las especies evaluadas.

Más artículos...