Fundación Produce Sinaloa, A.C.

Viernes
01 de agosto de 2014
Tamaño
  • Aumentar Tamaño de la letra
  • Tamaño de la letra Automatico
  • Decrementar tamaño de la letra

El chile habanero: una excelente oportunidad para los productores

Imprimir

Figura 1. Plántulas de habanero listas para el trasplante.Se presentan variedades chile habanero, aptas para la región, desarrolladas bajo condiciones de casa sombra

De acuerdo con el proyecto Validación de variedades de chile habanero bajo condiciones de casa sombra en el sur de Sinaloa, que Fundación Produce Sinaloa, A.C., apoya a través de su Consejo Consultivo zona sur, durante el ciclo 2010-2011, se dieron a conocer las ventajas que ofrece el chile habanero establecido en condiciones de casa sombra en un día demostrativo organizado por FPS.
     La eficiencia económica en la producción tradicional de chiles en el sur de Sinaloa, es de 1:12: obtenida de dividir el ingreso total (90 mil pesos por hectárea) entre los gastos de producción (80 mil pesos por hectárea).
     El costo de producción en el cultivo de chile habanero, bajo condiciones de casa sombra, es de 80 mil pesos por hectárea; con el rendimiento promedio obtenido de 12 t/ha, y considerando que hacen falta realizar más cortes, se estima que se tendrá un rendimiento acumulado, al final de la evaluación, de 20 t/ha.
     Los ingresos obtenidos con este rendimiento, a un costo de venta de 22 pesos por kg de chile habanero, son de 440 mil pesos por hectárea. La rentabilidad estimada es de 5.5.

Una opción rentable y atractiva
La importancia del chile habanero radica en la gran demanda que tiene: durante el 2007 se obtuvo un monto de 90 millones de pesos por la exportación de este producto, tan sólo en la península de Yucatán.
     Los precios de chile habanero en el mercado nacional son muy diversos, dependiendo del estado en el cual se comercialicen: actualmente en Durango y Nayarit los precios de venta rebasan los 115 pesos.
     El precio en los mercados de Estados Unidos es variable: durante abril de 2010, se vendió hasta en 14 dólares (182 pesos) por kg de fruta fresca.
     Estos datos hacen del cultivo de chile habanero una opción rentable de producción para el sur de Sinaloa, y tornan importante establecer nuevas tecnologías para aumentar la productividad, la exportación y, como consecuencia, la generación de divisas por su venta.

Buena respuesta de las variedades Kukulkan y Jaguar
La validación de variedades de chile habanero en condiciones de casa sombra representa una gran oportunidad para los productores hortícolas y frutícolas de la región.
     Las dos variedades de chile habanero, Kukulkan y Jaguar, presentan buen desarrollo vegetativo, con una altura de planta de 156 cm (contra 60 cm en las plantas de chile establecidas en campo abierto).
     Debido a su alta presencia en las plantaciones comerciales de chile picoso en la región, se tuvo incidencia de mosquita blanca en la parcela de chile habanero en casa sombra, manifestándose en plantas con síntomas de virosis.
     La araña roja se presentó durante la etapa de floración y amarre de fruto (30-40 días después del trasplante), provocando la caída de hojas viejas.Figura 2. Chile habanero recién trasplantado.

Casa sombra: una alternativa para mejorar la producción
La gran cantidad de problemas fitosanitarios que actualmente presentan en Sinaloa los productores de chiles (en sus diferentes genotipos y variedades en campo abierto), aunados los bajos precios de venta durante la comercialización, hacen que esta actividad agrícola sea poco rentable.
     Por ello, es de vital importancia buscar nuevas alternativas de producción, como el sistema de cultivos protegidos en casa sombra: esta alternativa se basa fundamentalmente en proporcionar a las plantas un ambiente con características superiores a las de campo abierto.
     En climas tropicales y subtropicales se ha encontrado una gran aceptación, ya que brindan protección contra la alta intensidad de luz solar, las lluvias torrenciales y los vientos intensos que provocan daños en el cultivo.
     Además, este tipo de estructuras permiten excluir insectos y otras plagas del área de crecimiento, lo cual repercute directamente en la disminución de productos químicos aplicados.

      Información proporcionada por Juan Alberto Santoyo Juárez, responsable del proyecto, perteneciente al Centro de Validación y Transferencia de Tecnología de Sinaloa.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar